Virtualización de servidores

Home / Computación / Virtualización de servidores

En el mundo de la informática, se usa frecuentemente, tanto para servicios corporativos como para la prestación de los tan famosos servicios en la nube. En este artículo exploraremos el concepto, las tecnologías más difundidas de virtualización y sus usos prácticos, así como discutiremos algunos mitos alrededor de la virtualización.

¿En qué consiste la virtualización?

En términos muy simples la virtualización es la simulación de una máquina física por medio de un programa. Dicho programa establece una interfaz entre los programas que serán ejecutados virtualmente y el equipo físico que los aloja.

Así por ejemplo, ud. puede disfrutar de juegos de su consola favorita en su computador de escritorio, o disponer de un teléfono android ejecutándose en su PC. Utilizando este concepto, y su predecesor el intérprete, los programas hechos en Java utilizan una máquina virtual que define el ambiente de ejecución de dichos programas.

¿Es nuevo este concepto?

El concepto y puesta en práctica data de los años 1960. Su implantación comercial a gran escala ocurrió gracias a IBM en los años 70. Sin embargo su implantación en forma generalizada para servidores comienza después del año 2000 con la popularización de varios manejadores de máquinas virtuales.

¿Qué uso se le da en la infraestructura corporativa de Tecnología de Información?

El uso del concepto de máquinas virtuales permite manejar la capacidad de los equipos de manera seccionada y especializada, proveyendo capacidades de respaldo y respuesta ante situaciones de indisponibilidad de equipos superior y más flexible, ya que una máquina virtual puede ser movida de un equipo anfitrión a otro y continuar prestando su servicio sin diferencia alguna.

Debido a la posibilidad de especializar separar la ejecución de los servicios de la infraestructura, el empleo de máquinas virtuales permite operaciones de mantenimiento con mínimo impacto sobre la plataforma general.

La separación lógica implícita entre los servicios ejecutados por las máquinas virtuales y los equipos anfitriones, permiten operaciones de cambio a la infraestructura física con mucho menor esfuerzo.

Una política de máquinas virtuales eficiente y correctamente implantada conduce a disminuir el esfuerzo requerido para administrar la infraestructura de TI, aprovechar al máximo las capacidades instaladas y disminuir el tiempo de respuesta ante fallas.

Mitos

La implantación de máquinas virtuales degrada el rendimiento

Algunos profesionales consideran que el uso de máquinas virtuales es contraindicado para ciertos servicios, considerando que la capa de virtualización generaría una pérdida de rendimiento importante.

Esta consideración, potencialmente válida dependiendo del manejador de máquina virtual a utilizar y de las capacidades de virtualización del equipo anfitrión, se encuentra obsoleta ante las implantaciones de técnicas de virtualización asistidas por el hardware y la integración de los manejadores de máquina virtual con el sistema operativo anfitrión.

La administración de máquinas virtuales es compleja

Generalmente la administración de equipos virtuales y su gestor se realiza por medio de un “visor” que ofrece herramientas de administración gráfica.

Una solución basada en el uso de máquinas virtuales provee menor disponibilidad que su par física.

Falso. Dependiendo del esquema de implantación de máquinas virtuales, se pueden establecer soluciones con mayor índice de disponibilidad que su par basado en equipos físicos exclusivamente, ofreciendo una mayor flexibilidad ante fallas de hardware.

Los manejadores de bases de datos no funcionan bien sobre máquinas virtuales.

Debido a la naturaleza de uso intensivo de disco de los manejadores de bases de datos, algunos analistas consideran que la capa de virtualización degradaría el rendimiento de los manejadores. Si bien desde el punto de vista teórico es previsible una disminución del rendimiento, las técnicas de integración con hardware y sistema operativo permiten opciones de virtualización que aprovechen al máximo el hardware subyacente, haciendo que la carga impuesta por el manejo de las operaciones virtuales sea despreciable en términos prácticos.

Sobre el autor:

Vitaliano Giannangeli, director en Vimar Servicios, ha implantado y administrado soluciones corporativas utilizando tecnologías de máquinas virtuales basadas en VMWare y Hyper-V, sobre plataformas de misión crítica en clientes del sector bancario, servicios de exportación, salud y telecomunicaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *